A CALIPSO — Joseph Hart

Posted on 2011.09.3

0


Joe Hart

A CALIPSO

Ay de nosotros, Calipso,
que nunca, aunque juntos, veremos el amor.
Tú, que cada día me miras;
yo, que cada día miro la bahía.
Distancia infranqueable, humana profundidad.

Otro sol se pone,
y yo, que cada día miro la bahía,
perdí la cuenta,
naufragué en temporadas,
ahora vengo a soplar a las brazas de mis memorias.

Otro sol se pone,
y yo, que cada día miro la bahía
y que perdí la cuenta,
confundí caminos y caricias,
me achechan años de ruina.
Yo, que cada día miré sangre y más sangre…

Tú.
Tú, que cada día me miras,
y te consumes en tu morada de ansias.
Yo, que cada día miro la bahía.
Distancia humana. Infranqueable profundidad.

Otro sol se pone.
Y otro. Y otro.
El mar aguarda.
Y nosotros, aunque juntos, no veremos el amor.

Ay de nosotros, Calipso,
que vienes y te sientas
y compartes conmigo
mi peso de mortal,
el letargo de mi fatalidad,
y la hermosa vista
de días pasados
que a nosotros van y vienen
pero siempre se mueven,
mientras sentada tú me miras
a mí, que cada día miro la bahía.

Otro sol se pone.
Y te sientas cerca,
y, juntos, afrontamos la brisa.

— (2011)

Tagged:
Posted in: XXI